lunes, 25 de abril de 2011

Sin trabajo


Estar sin trabajo es una situación por la que ninguna persona desearía pasar pero nadie esta libre (incluso a los mejores ejecutivos y trabajadores) de ser parte de este grupo que en un momento de sus vidas esta excluido del engranaje productivo.

Sucede por diversas razones que muchas veces no tienen relación con el desempeño individual (ya sea por cambios en la organización, por fusión de empresas, cambios organizacionales y/o de rubro, perfil). Ni siquiera muchas veces una atractiva compensación económica evita por sí sola la angustia y el dolor de una salida cuando ésta es manejada sin respeto, intempestivamente.

La desestabilidad personal a la larga trae consecuencias a veces inmanejables y hasta poco predecibles: aumento de la inseguridad que afecta tanto la autoconfianza como la autoestima. Una incertidumbre de no saber cómo y cuándo llegará la ansiada oferta de empleo impactan mucho en nuestra identidad, puesto que lo que somos está muy asociado con nuestra vida laboral.

Sin embargo es importante no perder la calma para encontrar un nuevo empleo y se requiere de una clara estrategia y ser perseverantes. Ser concientes que el proceso de reinserción laboral toma tiempo y hay que tratar de mantener la energía, una positiva actitud y motivación porque todo proceso tarda en madurar.

No olvidar sostenernos en la familia, amigos y en nuestra propia fe.

3 comentarios:

Gael dijo...

Me ha pasado un par de veces:
una por por lo que dices de fusión de la organización y donde no me convenia las nuevas reglas y otra por aspiraciones personales porque tenía un techo y no podía ascender más. En ambos casos no duró mucho mi tiempo "sabático" pero se me pasó por la cabeza la sensación del desempleo -nada agradable.
Puede resultar lógico que personas sin trabajo disminuyan su autoestima pero también existen casos en los que como método de defensa elevan su autovaloración.
Coincido en acogerse a los soportes sbre todo de la familia y amigos.
un fuerte abrazo RBC

Juan Antonio. Uno de los Dos dijo...

Bonitos consejos, amiga, ante los altibajos, ¡coraje!
un besazo

RBC dijo...

Puede ser una situación pasajera, al menos eso es lo que se espera si sucede quedarse sin trabajo. Pero puede aprovecharse para resplantearse cosas y surgir de dentro de cada uno reacciones a veces que ni se imaginaba, como la capacidad de afronte y el coraje.

Muchos abrazoss