sábado, 15 de enero de 2011

Lecciones de vuelo para mujeres #16


Si de verdad me amas,
no me des razones ni locura,
no me quites la cordura
ni me cures de la insensatez
+
If your love is true, actually
don’t give me your reasons or madness
don’t take my sanity for kindness
Nor save me from foolishness, don't try!


Jacob Jiménez Lechuga, pintor nacido en México hace veinticinco años.
"Mis pinturas son actos fallidos, metáforas de espejos artesanales bellamente construidos, aunque muy poco confiables y burlones, que cuelgan en los muros de las Galerías del Caos.
Yo, al igual que Derrida, también quiero saber de buena tinta qué es la verdad en pintura. Sé, por ejemplo, que la pintura es un modo de filosofar y que la paleta es la filosofía del pintor.
Como sea, yo soy un pintor más crítico que filosófico. Soy un pintor (post)frankfurtiano." J.J.L.

3 comentarios:

Rafa. Uno de los dos dijo...

Seguramente la pintura sea la filosofía del pintor. Es la representación de una manera de ver la vida.
¿Actos fallidos? ¿Una interferencia? Cualquier pintura requiere de un numerosisimo número de ejercicios pensantes que son los que van conformando la obra de acuerdo a una idea estética, difícil veo que mediante un acto fallido defina una obra tan compleja como una pintura. Eso si hay gente que le encanta adornarlo todo con una pátina de complejidad, incomprensible para la mayaoría.

alicia dijo...

una vex me dijeron que al arte no hay k entenderlo sino sentirlo´. me kedo con eso.
bonito poema

RBC dijo...

Hola Rafa,
Tal vez el acto fallido pueda dar pie a una interpretación posterior en base a aquello que resulta del mismo improntus.
Estamos de acuerdo, la pintura es una forma de filosofía de la vida.

alicia coincido con tu comentario.

saludoss