domingo, 5 de julio de 2009

El alacrán


Un maestro oriental que vio cómo un alacrán se estaba ahogando,
decidió sacarlo del agua, pero cuando lo hizo, el alacrán lo picó.
Por la reacción al dolor, el maestro lo soltó y el animal cayó al agua
y de nuevo estaba ahogándose. El maestro intentó sacarlo otra vez y
otra vez el alacrán lo picó.

Alguien que había observado todo se acercó al maestro y le dijo:
"Perdone ¡pero usted es terco¡ ¿No entiende que cada vez que intente
sacarlo del agua lo picará?".

El maestro respondió:
"La naturaleza del alacrán es picar y eso no va a cambiar la mía, que
es ayudar". Y entonces, ayudándose de una hoja, el maestro sacó al
animal del agua y le salvó la vida. No cambies tu naturaleza si
alguien te hace daño; sólo toma precauciones.


ALGUNOS PERSIGUEN LA FELICIDAD; OTROS LA CREAN

4 comentarios:

Gael dijo...

Ser genuinos en esencia es una constante (o debería serlo)
Ahí te dejo ésta frase
“La felicidad es una dirección, no un lugar”
Sydney J. Harris
Abrazos

malbicho dijo...

que buena fábula y que buena frase la que comparte Gael (la agradezco como si fuera también para mí -je-)

un abrazo fuerte!

RBC dijo...

Una vez alguien (por circunstancias de la vida) me dijo "no dejes de confiar en las personas". Y eso trato, claro tomando precauciones, más o menos como el ejemplo del maestro de la fábula.

Saludoss

papimo dijo...

lo ES, no puede ser otra cosa......

Muy bonita la Fabula, aunque no se debe ayudar a quien no quiere ser ayudado, aunque en este caso dado no sea así, ya que como bien dice la fabula, es su naturaleza.

Fábula: "El ratón y la ratonera "

Un ratón, mirando por un agujero en la pared, ve a un granjero y su esposa abriendo un paquete.

Sintió emoción imaginando qué podría ser lo que contenía. Quedó aterrorizado cuando descubrió que ¡¡¡ era una ratonera !!!

Fue corriendo al patio de la granja a advertir a todos:

"Hay una ratonera en la casa, una ratonera en la casa!!!"

La gallina, que estaba cacareando y escarbando, levanto la cabeza y dijo:
- Discúlpeme Sr. Ratón. Yo entiendo que es un gran problema para usted, más no me perjudica en nada, no me incomoda.

El ratón fue hasta el cordero y le dice:
- ¡¡¡ Hay una ratonera en la casa, una ratonera !!!
- Discúlpeme Sr. Ratón, pero no hay nada que yo pueda hacer, sólamente pedir por usted. Quédese tranquilo que será recordado en mis oraciones.

El ratón se dirigió entonces a la vaca, y la vaca le dijo:
- Pero, ¿ acaso yo estoy en peligro? Pienso que no…. es más ... Estoy segura que no.

Entonces el ratón volvió a la casa preocupado y abatido para encarar a la ratonera del granjero.

Aquella noche se oyó un gran barullo, como el de una ratonera atrapando a su víctima. La mujer del granjero corrió para ver lo que había atrapado. En la oscuridad, ella no vio que la ratonera atrapó la cola de una cobra venenosa. La cobra mordió a la mujer.

El granjero la llevó inmediatamente al hospital. Ella volvió con fiebre. Todo el mundo sabe que para alimentar alguien con fiebre, no existe nada mejor que una sopa.

El granjero agarró su hacha y fue a buscar el ingrediente principal: la gallina.

Como la enfermedad de la mujer continuaba, los amigos y vecinos fueron a visitarla. Para alimentarlos, el granjero mató el cordero. Pero la mujer no se curó y acabó muriendo.

Y el granjero entonces vendió la vaca al matadero para cubrir los gastos del funeral.

MORALEJA: la próxima vez que escuches que alguien tiene un problema y creas que como no es tuyo no le debes prestar atención.... habría que pensarlo dos veces.

abrazotes