miércoles, 13 de enero de 2010

La moneda cayó por el lado de la soledad


11 comentarios:

Jenelvi dijo...

La Punta sigue tan bonita como antaño.

malbicho dijo...

me encantan las fotos antiguas, no sé dónde es ésta, me ilustras un poco?

educavent dijo...

La cancion espléndida. Andres Calamaro al parecer, buen tema
Salu2

RBC dijo...

Hola malbicho,
La foto hace referencia a La Punta, que es es una península que se encuentra en el extremo más occidental de la Provincia Constitucional del Callao, enclavada en el Océano Pacífico.

Es un lindo balneareo como dice Jenelvi, con un mar de agua frias y sus playas de piedras. Esta muy cerca al centro de Lima.
De mi casa por ejemplo esta a una hora.

Educavent, la letra y melodía de esta canción es de Calamargo, realmente buena!

Jenelvi dijo...

En la Punta (Malecón Figueredo )cerca a la Escuela Naval hay un restaurante llamado el Mirador vale la pena ir.. se los recommiendo.

alicia dijo...

very nice

RBC dijo...

Jenelvi te tomo la palabra y gracias por el datazo.

Blanca dijo...

Qué curiosa la costumbre de cubrirse el rostro con las sombrillas. Aquí en España también marcó una época.
Esa foto me recuerda mucho a la zona norte de España, concretamente a Donosti-San Sebastián.
Yo no podré estar allí para tomar un 'piscolabis'(comida ligera, tentempié), pero brinden por esta española también ¿sí? :)

Un besito

NoSurrender dijo...

Si la moneda cayó por el lado de la soledad, entonces habrá que seguir lanzando la moneda. La vida se mueve :)

Bonita foto, qué envidia, desde este invierno madrileño.

Besos.

RBC dijo...

Blanca, antes era mayor la costumbre de usar sobrilla para protegerse del sol (las fotos lo demuestran). Pero creo que será menester volver a ello, porque con esto de el agujero de la capa de ozono, estamos menos cuidados y más expuestos. Y además, resulta muy romantico :)
Brindaré por tí, dama española....y olé!

Dr. Lagarto, eso mismo creo, debemos deseguir lanzando la moneda porque la vida como el mar, se mueven.
Mis saludoss

Gael dijo...

¡Grande André Calamaro!