jueves, 5 de febrero de 2009

Desapegandonos un poco



Cierto: somos unos consumados inexpertos en el arte del "desapego". Tampoco es cuestión de pasarse al otro extremo, y acabar como monjes, en el sacerdocio de la renuncia. Basta con cultivar una actitud menos posesiva hacia las cosas, hacia las ideas, hacia las emociones. Y así, con total ligereza, desprenderse también de odios, rencores, frustraciones y tanto exceso de equipaje acumulado durante años. Y a volar...

Carlos Fresneda

4 comentarios:

Gael dijo...

La teoria del desapego es sostener nuestra libertad no ligandonos en demasía a las cosas materiales, a las relaciones afectivas, a un lugar o circunstancia cualquiera.
Todo desprendimiento necesita de un proceso en el tiempo.
Ensayemos desde ya.

Jenelvi dijo...

Yá empecé hace rato, cuesta hacerlo pero el sabor a libertad no lo comparo con nada.

RBC dijo...

Comentario de MESV:

"El apego esta muy relacionado con el sentimiento de posesion de cosas, personas o situaciones que de todas maneras van a bloquear el desarrollo completo de nuestra alma, el sentimiento de posesion nos convierte en personas preocupadas solo por poseer y guardar esta posesion cueste lo que cueste, en el pensamineto oriental el apego esta relacionado luego con "no estar nunca satisfecho" tan característico de los corazones de poder. La energia, humanidad y todo lo relacionado con uno estara tan preocupado por guardar la posesion y acrecentarla que se perdera de vista el vivir realmente... al final cuando nuestro paso por esta vida termina, que llevamos?"

Pepe DC dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.