martes, 30 de septiembre de 2008

Ese odioso ruido



Acudir al dentista es una visita necesaria y obligada si queremos mantener nuestros dientes en estado óptimo.
Un detalle compartido por muchas personas es el tema del ruido penetrante y estridente que produce el paso del aire por la turbina instalada en la cabeza de la pieza de mano se vuelve de molesta a torturante para algunos pacientes. Además el succionador de agua también tiene lo suyo. Actualmente me parece que existen unos menos ruidosos, pero de todas formas algo se escucha.

4 comentarios:

Carlos dijo...

Hace una pila de años (cuando era adolescente) se usaba un taladro mecanico, bandas elasticas trasladaban la energía, era ruidoso, lento pero sobretodo doloroso, ingratos recuerdos que hasta hoy me hacen temer al dentista.

Saludos.

Jenelvi dijo...

Ay Carlos!!! no traigas malos recuerdos jiji , el día que inventen una máquina (taladro) sin ruido los consultorios de los odontólogos estarán llenos.

Gael dijo...

Hata ahora no he llegado al extremo de no visitar al odontologo por este ruido molestoso.Otro asunto es el de las anestesias, a veces se te adormede hasta la garganta

RBC dijo...

Por estas semanas estoy en esos afanes odontológicos, y trato de no hacerle caso al ruidito...pero que ruidito tan antipático