jueves, 31 de julio de 2008

Los primeros cafés


Según Rosario Olivas Wenston, investigadora de la historia de la cocina peruana, relata que la costumbre de tomar café, aromática y exquisita bebida, llegó al Virreinato del Perú a mediados del siglo XVIII, pero es solo a finales del mismo se aperturan los primeros establecimientos dedicados a su elaboración y venta.

El café fue introducido en Europa a mitad del siglo XVII. Las primeras plantas de café llegaron a Lima después del año 1760 y fueron traídas de Guayaquil. En Huánuco ya existían algunas plantas, no se sabe en que fecha llegaron ni quién las sembró por primera vez (Gonzalo Laguna 1794 t.I)

En 1791 se publica en el Mercurio Peruano un artículo donde se indica que en 1771 don Francisco Serio abrió el primer café de la Ciudad de los Reyes en la calle de Santo Domingo, a unos metros de Palacio de gobierno, en una magnifica ubicación, cerca de la Universidad nacional Mayor de San Marcos.
Al año siguiente un tal señor Salazar abrió el segundo café limeño en la calle de La Merced (quinta cuadra del jirón de la Unión) conocido como "Francisquín". Ese mismo año se abre el tercer local en calle de Los Plumeros, cerca de la iglesia de San Agustín. Estos cafés tenían además mesas de billar y de truco. Luego se abrieron más locales (siete) en los cuales también se podía consumir bizcochuelos, sangría, ponche de huevos, barquillo, dulces secos, chocolate con tostadas. Se trataba de grandes negocios

3 comentarios:

Blanca dijo...

Rbc, si me hablas de café...y luego de chocolate, no quiero ni contarte mi intención inmediata ( mmmmmmmm...!! )

jenelvi dijo...

El café siempre será bien recibido y para darle más sabor agrégale una rajita de canela.

RBC dijo...

Blanca ¿complaciste tu apremiante intención? je je

Jenelvi nunca he probado esta combinación, pero lo haré y te cuento.